Incio “No amemos de palabra y de boca sino de verdad y con obras”

“No amemos de palabra y de boca sino de verdad y con obras”

“No amemos de palabra y de boca sino de verdad y con obras”

Monseñor Luis José Rueda Aparicio, Obispo de la Diócesis de Montelíbano junto con el equipo de apoyo de EFOPUC (Escuela de Formación de Profesionales, Universitarios Católicos de Montelíbano) y Pastoral Social, visitaron el pasado lunes 13 de Noviembre el Centro Penitencial y Carcelario de Tierralta, ubicado en el kilómetro 25 de la vía Tierralta – Urrá, al que llevaron 1050 kits de aseo para los internos, los cuales fueron donados por los fieles laicos de la jurisdicción de la Diócesis y que hicieron llegar a la Casa Episcopal, diferentes Colegios y Parroquias.

La jornada comenzó con la celebración de la Eucaristía presidida por Monseñor en el Patio Uno, paralelamente el Padre Jaime Barrios, Párroco de la Parroquia San Pedro Claver de Tierralta, celebró en el patio número Dos. Luego de la Eucaristia, entregaron uno a uno los kits de aseo a cada interno, el cual iba acompañado de un mensaje de Fe y Esperanza. Vale destacar que el día anterior a la realización de la visita de la Diócesis el Padre Jaime Barrios realizó una jornada de Confesión a los reclusos.

La visita de la Diócesis de Montelíbano a la Cárcel de Tierralta surge como respuesta al llamado que hizo el Papa Francisco por la Primera Jornada Mundial de los Pobres a celebrarse el día 19 de Noviembre: “No amemos de palabra y de boca sino de verdad y con obras” (1 Jn 3, 18) y continua el Papa “El que quiere Amar como Jesús Amó, ha de hacer suyo su ejemplo, especialmente cuando se trata de Amar a los Pobres”, comentó su santidad en el mensaje.

El llamado a los fieles laicos de la Diócesis de Montelíbano es, a que cada Parroquia, cada familia, del Sur de Córdoba, genere acciones de ayuda y acogida de los más Pobres en su comunidad.

Díganos que piensa...